viernes, 4 de octubre de 2013

El Palio de la Virgen de la Victoria.

 A día 4 de Octubre, como estamos, hay un Palio montado en Sevilla. Ya, el de la Macarena está montado todo el año, pero no, es que el Palio de la Virgen de la Victoria, de la Hermandad de las Cigarreras, seguramente, aunque como en todo Arte, la cuestión de los gustos es subjetiva, uno de los Palios más elegantes de Sevilla, está montado, con su Candelería y todo, y por supuesto la Imagen Titular da sentido a todo lo que tiene alrededor, que es para lo que sirve un Paso de Palio.

 Montado está, porque mañana, con motivo del 450 Aniversario Fundacional de la Hermandad, llamada de Las Cigarreras, irá en Rosario de la Aurora hasta la Catedral, para celebrar allí un Solemne Pontifical. Es un buen comienzo para mí, para meterme un poco a contar la Heráldica de las Cofradías de Sevilla, las que la tienen correcta y las que no. Éste es uno de los casos y ejemplos más claros de Heráldica (relativamente) adecuada.

 No sólo es uno de los Palios más bellos de Sevilla, también es una herramienta perfecta para la finalidad de este Blog, al contar con una presencia Heráldica importante. Los Palios de Sevilla son auténticos Armoriales a los que iré dedicando entradas conforme vayan teniendo sentido por la fecha, como en éste caso.
 Primero vamos a ver los Escudos que presiden el Palio, como tal, es decir, el baldaquín superior que, sobre seis varales a cada lado (todo ésto para el que no sea cofrade ni Sevillano) cubre la Imagen de la Virgen. Litúrgicamente, éste elemento tiene un sentido muy simple: el Palio de Respeto es utilizado para salvaguardar al Santísimo Sacramento, y al haber sido María la Madre de Cristo, y albergar en su vientre el Cuerpo del Señor, es considerada como el Primer Sagrario Vivo de la Historia de la Cristiandad.

 En la parte delantera, como es común, figura el Escudo de la Hermandad. En éste caso podemos hablar de Escudo con corrección y propiedad, cosa que no ocurre en otras Hermandades de Sevilla. Nos detendremos en la composición Heráldica que representa a ésta Corporación un poco más adelante.
 En el centro del Techo del Palio, llamada Gloria, encontramos las Grandes Armas de la Casa Real Española. La Hermandad tiene una vinculación histórica muy estrecha con la Casa Real Española. En la década de 1870 eran Hermanos Mayores los Duques de Montpensier. Desde el 3 de septiembre de 1877 S.M. La Reina Dña. Isabel II fue Hermana Especial Protectora y Camareras de la Santísima Virgen de la Victoria S.A.R. Las Infantas Dña. Pilar, Dña. Eulalia y Dña. Paz de Borbón. Desde el 26 de diciembre de 1882 S.M. La Reina Dña. Isabel II fue Camarera Mayor y Perpetua de la Virgen de la Victoria. El 5 de mayo de 1894 La Reina regente, Dña. María Cristina aceptó para su Augusto hijo el cargo de Hermano Mayor. En 1906 se incorporó S.M. La Reina Dña. Victoria Eugenia de Battemberg cómo Camarera Mayor y Perpetua de la Santísima Virgen, además de S.A.R. El Infante D. Fernando de Baviera y S.A.R. La Infanta Dña. María Teresa, cómo Hermanos Especiales Protectores. En 1906 y en 1930 S.M. El Rey D. Alfonso XIII presidió en persona el paso de la Virgen de la Victoria en su Estación Penitencial del Jueves Santo a la Santa Iglesia Catedral. Desde el 3 de noviembre de 1992 SS.MM. Los Reyes D. Juan Carlos I y Dña. Sofía son Hermano Mayor Honorífico y Camarera de Honor. La Hermandad ostenta el Real Privilegio de ostentar el Pendón Morado de Castilla por Real Orden de 5 de junio de 1902, insignia esta que presidió la Estación de Penitencia desde 1903 hasta 1931 y desde 1993 hasta la actualidad delante de la presidencia oficial en el Palio. En el lenguaje propio de la Hermandad se le llama "el Estandarte Real", aunque equívocamente esto.

 Para detenernos en el Escudo de la Hermandad, vamos a ver el Estandarte, que en Sevilla llamamos Bacalao, por aquello de la guasa andaluza, al recordar la Bandera recogida a la forma de un bacalao salándose en el secadero. Los Estandartes de las Hermandades son considerados la Insignia Principal de éstas, así que cuando se trate de hacer un análisis heráldico, incluso aunque aparezcan versiones distintas de los Escudos de las Hermandades en otras partes, hay que ir al Estandarte y al Libro de Reglas donde debe aparecer blasonado. En otras ocasiones los iremos viendo...


He aquí la representación del mismo, bordado en Oro y Sedas de Colores como manda la Tradición Cofrade. 


El Blasonamiento que encontramos en las Reglas es el siguiente:

Regla 5. Distintivos. 
1. Escudo de la Hermandad y Cofradía.
 El escudo de la Hermandad y Cofradía -Anexo I- es el siguiente: dos escudos ovalados y acolados. El diestro, de plata, una columna al natural sobre terrasa ajedrezada de sable y plata, resaltada de un flagelo y una palma puestos en aspa, también en sus colores naturales (que representa el lugar donde fue azotado Nuestro Señor Jesucristo). El siniestro, cuartelado en cruz: 1º y 4º de gules, un castillo de oro aclarado de azur; 2º y 3º de plata, un león rampante de púrpura, linguado y armado de gules y coronado de oro; entado en punta de plata, una granada en su color, rajada de gules y tallada y hojada de sinople; sobre el  todo, escusón ovalado de azur, tres lises de oro bien ordenadas con bordura de gules (que representa las Armas Reales de España). Al timbre, Corona Real Española cerrada. Los dos escudos, colocados sobre una cartela de oro y está acolada de la Cruz de San Juan blanca y rodeado el conjunto por el Collar de la Orden del Toisón de Oro. 

 Vamos al principio: Si bien he dicho que es de los pocos Escudos Heráldicamente más o menos correctos, incurre, como la enorme mayoría de la emblemática Hermandina de Sevilla, en varias incorrecciones: 

-La Presencia del Gran Collar de la Orden del Toisón de Oro entorno al Escudo. No ya sólo no debería llevarlo por no haber sido distinguida la Cofradía, como tal, en todo el conjunto, sino que lleva el Correspondiente al Grado de Gran Maestre, que únicamente le corresponde al Rey de España. Podría llevarlo, como rodea al Escudo de la Gloria del Palio, rodeando el óvalo de la Casa Real, pero no todo el conjunto.

El conjunto lo forman, también al uso cofrade, dos escudetes ovales. Recordemos que la forma ovalada, en Heráldica, suele asociarse bien a mujeres solteras, viudas o a personalidades eclesiásticas. El origen de los escudos de Abades y Prestes en las Armas de las Hermandades ha dado como resultado la adopción de ésta boca, llamada oval aunque más bien elíptica (oval viene de huevo, y los huevos terminan en una leve punta roma) como distintiva de las Armas de Hermandades.

 Así que son Armas Compuestas, es decir, unas junto a otras, inclinadas como es costumbre. La diestra podría considerarse como el Blasón Propio de la Hermandad, al simbolizar el Pasaje de la Pasión Titular de la Hermandad: la Flagelación de Cristo en la Columna. El problema heráldico viene cuando incumplimos la Regla de contraposición de esmaltes: Una columna "al natural" será de mármol, supuestamente, y el mármol es blanco, es decir, Plata o Argén en lenguaje blasonario, un Metal, sobre no ya otro, sino el mismo metal. 
La siniestra sencillamente no se corresponde. Mientras Las Reglas especifican que han de venir los cuarteles de Castilla y León, aparece aquí el Cuartelado de los Reinos de Las Españas. Muy bonito, pero no es el que dictan las Normas Aprobadas por Palacio para la Corporación. De hecho, incluso en el Estandarte se incurre en un par de erratas más: El Castillo de Castilla no es un Castillo: es una Torre de Oro, ni siquiera viene aclarado de Azur; el León de León es de Gules en lugar de Púrpura; y las Lises de la Casa de Borbón... bueno, son de oro en campo de oro, otra vez metal sobre el mismo metal, y para más desbarajuste no traen siquiera la Bordura de Anjou...

 Pero sorpresa: ¿Recordamos el detalle del Escudo de la delantera del Palio? 
Nos encontramos aquí con que se han solventado dos problemas: el Campo del escudo diestro se ha puesto de Gules, más correcto para que se pueda ver la Columna de Plata; y el Cuartelado de Castilla y León a la siniestra, con su entado de Granada... pero los Leones de Gules, otro tropezón... y sin el Escusón de la Casa de Borbón-Anjou. Para rematar, y nunca mejor dicho, el Timbre pone una Corona Imperial, en lugar de la Corona Real. 

 Así que quienes mañana se quieran pegar el madrugón, allá ellos. Yo iré por la tarde, al Regreso de la Catedral. Eso sí, recomiendo que quien (por casualidad) lea ésto, no se entretenga en buscar los fallos heráldicos al Palio, si quiere, que disfrute buscando más blasones, que los hay, pero sobre todo que se recree en el rostro de la Virgen de las Cigarreras, que es para la que está hecha toda esa Obra de Arte.


4 comentarios:

  1. Muy interesante el tema y su tratamiento. Animo a su autor a que continúe con el análisis heráldico de las cofradías sevillanas, pues hay casos bastantes curiosos como en el caso de la Hermandad de Montserrat y su paso de palio.

    ResponderEliminar
  2. Es incorrecta su apreciación en cuanto al collar de la Orden del Toisón de Oro. Es correcto su uso en la heráldica cofrade ya que junto con el escudo real de España y la corona, simplemente simbolizan la posesión del título de Real. Tenga usted en cuenta y ya debería saberlo, que no existe una heráldica cofrade, solo son composiciones de carácter heráldico donde lo que menos se usa son las reglas establecidas en la Heráldica. Seria necesario una normalización al respecto. En cualquier caso, le corrijo: sí es correcto que use el collar de la Orden del Toisón de Oro que junto a los otros dos elementos, escudo real y corona real, simbolizan simplemente que la Hermandad posee el título de Real. Debería informarse mejor. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Tambien le recordaria la norma básica de la Heráldica que dice que jamas se pinta color sobe color o esmalte sobre esmalte. Por tanto si el campo es de color las figuras deben ser de esmalte (salvo que se pinten elementos en sus colores naturales) y si el campo es de esmalte las figuras deben ser en color, que la heráldica, en principio, solo admite cinco: azur, gules, sinople, sable, purpura, y dos esmaltes, oro y plata. Saludos

    ResponderEliminar
  4. Y finalmente le recordaria también que la forma circular u oval no es efectivamente usada el la heráldica de mujeres y en la heráldica eclesial (que no de personalidades eclesiásticas) por lo que al estar incluido el ámbito cofrade dentro del ámbito eclesial y regulado por el Derecho Canónico, si es correcto que se recurra a la forma oval o circular de los escudetes.Y teniendo en cuenta que los títulos y privilegios adquiridos por las distintas hermandades provienen tanto del ámbito civil como religoso.eclesial e incluso militar, en principio es correcto recurrir a lo propio de cada uno de dichos ámbitos. La condición seria que se exprese correctamente y se deje constancia clara en la descripción heráldica que se haga. Saludos

    ResponderEliminar